Como hacer masa de pizza con Thermomix


Desde que la Thermomix llegó a nuestras vidas tenemos el placer de degustar los mejores platos con el mínimo esfuerzo. Y es que, con este aparatito, somos capaces de procesar todos los alimentos de todas las formas que imaginemos y además, preparar fantásticos postres o guisos que pasarían por caseros ante cualquier catador.

POR CIERTO! También puedes utilizar tu thermomix para preparar masa de pizza cubana. Te encantará! ♥

Mejor receta de pizza con thermomix

Pero si me preguntas cuál es la mejor receta de Thermomix, sin duda te diré que esa es la receta de masa de pizza. Puede parecer una receta demasiado simple, pero te aseguro que si quieres hacer una buena masa de pizza casera necesitarás dedicarle esfuerzo, cariño y, sobre todo, mucho tiempo. Sin embargo, con Thermomix todo esto deja de ser necesario y sólo necesitarás seguir unos sencillos pasos para preparar la receta de masa de pizza más fácil del mundo. ¡Ah! Y no esperes que por eso se vaya a ver afectado su sabor, estará deliciosa.

Ingredientes (para 1 pizza):

  • 100 g de agua
  • 25 g de aceite de oliva virgen extra
  • 10 g de levadura de panadería (2 cucharaditas)
  • 200 g de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal

Preparación

  1. Al contrario que con la masa casera sin robot, en este caso verteremos primero los ingredientes líquidos en el vaso: Agua y aceite. Programaremos 30 segundos a 37ºC en velocidad 1.
  2. Después, añadiremos la levadura y mezclaremos durante 5 segundos a velocidad 4, de forma que se integre en la mezcla líquida.
  3. Por fin añadiremos los ingredientes secos necesarios para obtener una masa: La harina y la sal. Programaremos 1 minuto con vaso cerrado a velocidad espiga. De esta forma se amasará nuestra base de pizza en tiempo récord.
  4. Sacaremos la masa del vaso de la Thermomix y le daremos forma de bola, la pondremos en un bol y taparemos con papel film, donde dejaremos reposar entre 30 minutos y una hora hasta que veamos que ha doblado su volumen. También puedes dejarla reposar en una bolsa de plástico cerrada.
  5. Mientras reposa la masa, pondremos el horno a precalentar (a unos 230ºC) e iremos preparando los ingredientes que vayamos a ponerle a nuestra pizza.
  6. Cuando la masa haya doblado su tamaño, pondremos papel de hornear en nuestra bandeja de horno y echaremos unas gotas de aceite. Sobre ella pondremos nuestra bola de masa y la extenderemos con las manos dándole forma de pizza. No la dejes muy fina para que no se quede dura, queremos que la masa una vez horneada tenga una textura esponjosa.

Añade los ingredientes elegidos y hornea a 225ºC durante 20 minutos por los dos lados, vigilando que no se queme, y ya tendrás tu deliciosa pizza preparada en Thermomix. ¡Bon appétit!